El Parc de la Ciutadella, Barcelona

Uno de los pulmones de la ciudad de Barcelona es el Parc de la Ciutadella. Diseñado específicamente como parte publico en el s.XIX, fue durante mucho tiempo el único de la ciudad.

Con una extensión de 17 hectáreas, se construyó con motivo de la Exposición Universal de 1888 sobre los terrenos de una antigua fortaleza militar, símbolo opresor de la ciudad durante mucho tiempo. Se le considera un museo al aire libre por la cantidad y calidad de sus esculturas.

Una de las zonas más destacadas del parque es la magnífica Cascada, repleta de figuras mitológicas que da la apariencia de un teatro romano, con unas escalinatas a su alrededor que ofrecen una bonita panorámica del parque, unos grifos (mitad dragones/águilas) que escupen agua y está coronada por el carro de la Aurora con una antorcha en la mano, símbolo de la luz que ilumina el mundo cada día.

Construida por Josep Fontserè, junto a él también participó con algunos elementos decorativos de la Cascada, el famoso arquitecto Antoni Gaudí que por aquella época, era tan solo un desconocido estudiante.

No olvidéis visitar el magnífico Umbracle que os teletransportará al pasado en un abrir y cerrar de ojos. Un espacio ideal para pasear entre arboles centenarios, admirar edificios del s.XIX ahora convertidos en museos y en definitiva, desconectar del ritmo frenético que se vive en las ciudades.

A tener en cuenta...

Passeig de Picasso 21, 08003 Barcelona

Metro
L1 Arc de Triomf

Entrada
Gratuita

Todos los días de 10 a 22:30h

Compártelo:

More Posts

Deja un comentario